Diferencias entre el inbound marketing y el outbound marketing

El inbound y el outbound marketing son dos estrategias de marketing digital pensadas específicamente para promocionar y dar visibilidad a los servicios y productos de una empresa y/o negocio. A pesar de que el objetivo de ambas es muy similar, hay una serie de diferencias entre ellas y que se hacen más visibles a la hora de llevar a cabo una campaña de marketing digital.

Qué es el inbound marketing

El inbound marketing es cualquier forma de marketing que ayuda a que los productos y servicios de una empresa y/o negocio puedan ser encontrados y visibles por los usuarios. Esto se puede conseguir a través de diferentes medios y herramientas, tales como Google My Business, motores de búsqueda, campañas de email marketing, marketing de contenidos, blogs, redes sociales, etc.

La optimización de un sitio web es clave para poder hablar de inbound marketing. El objetivo es tratar de conseguir que la audiencia o el público objetivo adquieran un producto o un servicio por el cual se han interesado previamente.

Qué es el outbound marketing

El outbound marketing es toda aquella acción de marketing que se dirige a un grupo amplio de personas en función de su edad, intereses personales o incluso su ubicación. Entran dentro de la categoría del outbound marketing la mayoría de actividades publicitarias tradicionales: anuncios de televisión y radio, correo postal y electrónico, vallas publicitarias, anuncios de radio, llamadas de teléfono, telemarketing, etc.

El outbound marketing también se puede dar en la publicidad digital, sobre todo en anuncios publicitarios, anuncios de vídeo en YouTube, campañas de email marketing, anuncios en redes sociales, etc.

Inbound marketing VS Outbound marketing

A pesar de que ambos términos se refieren a dos estrategias de marketing digital, presentan una serie de diferencias más que evidentes que debes tener en cuenta.

La comunicación con los usuarios

En el outbound marketing la comunicación con los usuarios es de tipo unidireccional. El mensaje de la empresa es de carácter exclusivamente publicitario, evitando que la comunicación sea plena con los usuarios.

En el inbound marketing, en cambio, se trata de un mensaje de tipo bidireccional que favorece la interacción con los consumidores. La comunicación entre el negocio y los usuarios es fluida, ya sea a través de la propia web o mediante blog, email, redes sociales, etc.

El tipo de mensaje

El tipo de mensaje que se lanza desde el outbound marketing es meramente publicitario. No entretiene a los consumidores ni aporta un valor que vaya más allá de la publicidad en sí. Es un tipo de contenido que se limita exclusivamente a los recursos tradicionales de publicidad.

El inbound marketing, por su parte, utiliza un tipo de contenido que aporta información útil a los usuarios con la finalidad de responder a sus necesidades. La finalidad es más bien resolver sus dudas antes que llamar su atención exclusivamente y potenciar la presencia de marca para que los consumidores la recuerden.

Los medios utilizados

Si bien se puede hacer inbound y outbound marketing por canales muy similares, cada estrategia se desenvuelve mejor en un escenario u otro. El inbound marketing, por ejemplo, es ideal para la captación de nuevos clientes a través de podcasts, blogs, redes sociales, infografías, etc.

El outbound marketing suele emplear medios tradicionales como la radio, la televisión, el teléfono, vallas publicitarias, etc. En realidad, estos canales de comunicación no aportan una información con la que resolver dudas de los usuarios, sino más bien están pensados para captar la atención del máximo número de consumidores. La posibilidad de obtener un feedback es muy reducida.

Los objetivos de cada estrategia

Tanto el inbound marketing como el outbound marketing son dos estrategias que tienen como objetivo final las ventas. Sin embargo, hay otras finalidades adicionales que en ambas estrategias son un tanto diferentes.

El inbound marketing, por ejemplo, le da mucha más prioridad al cliente que a la publicidad en sí. Es por eso por lo que proporciona una mayor cantidad de información y un contenido más útil. La idea, en este caso, es ofrecer una publicidad menos intrusiva y en la que se capte la atención de los usuarios pero a la vez se pueda fidelizar clientes.

En el outbound marketing la publicidad es más intrusiva y posee un enfoque mucho más comercial. El objetivo principal es la venta y se centra en el producto o el servicio antes que en el cliente en sí. Es por eso que se trata de una comunicación más directa y unidireccional en la que no cabe réplica por parte del usuario que recibe el mensaje.

En definitiva, a pesar de que el inbound y el outbound marketing son dos estrategias muy similares, poseen ciertas diferencias más que apreciables. No obstante, a la hora de plantear qué estrategia poner en práctica, lo más recomendable es tratar de combinar ambas. El uso de las dos puede reportar a la empresa unos resultados mucho más beneficiosos.

Si quieres recibir nuestra newsletter, suscríbete. Aprenderás cosas nuevas y obtendrás ofertas muy interesantes.

¡No seremos pesados, sólo te enviaremos lo importante!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *