¿Qué es el marketing de contenidos?

Cualquier empresa y/o negocio que quiera tener visibilidad en internet debe invertir en una campaña de marketing digital. Sin embargo, la presencia en internet por sí sola no basta. Hay que implementar una serie de estrategias para tratar de situarse en los primeros puestos de los buscadores. Y, entre esas estrategias, el marketing de contenidos ocupa un lugar protagonista.

El objetivo de una campaña de marketing de contenidos

El marketing de contenidos es una estrategia de marketing digital con la que se pretende crear contenido valioso y útil para los usuarios. Un contenido que atraiga visitas sea capaz de incentivar a las ventas y logre fidelizar clientes. De esta forma, no solo se consigue vender sino también crear una imagen de confianza alrededor de una marca.

Porque, en realidad, el contenido de una página web no debe centrarse solo en vender. Sin ir más lejos, el objetivo principal del marketing de contenidos es ofrecer algo útil y relevante a los usuarios para que estos permanezcan por más tiempo en la web, terminen comprando o adquiriendo un servicio y recomienden la página.

Una campaña de marketing de contenidos pretende crear una percepción positiva de una marca. Si una persona que accede a una página web encuentra útil el contenido de la misma, observa que es claro y que se ajusta a sus necesidades es muy probable que compre productos en ella o sea un potencial cliente en el futuro.

El objetivo, por tanto, de una campaña de marketing de contenidos se puede resumir en 5 pilares fundamentales:

  • Aumentar las ventas
  • Crear vínculos con los usuarios y/o clientes
  • Solucionar problemas
  • Posicionar en los primeros lugares de los buscadores
  • Comunicar una imagen positiva de la marca

Los beneficios del marketing de contenidos

Una vez que hemos analizado cuál es el principal objetivo del marketing de contenidos, es fácil precisar los beneficios que podemos obtener de esta estrategia.

En primer lugar, una campaña de este tipo nos ayudará a aumentar el tráfico de nuestra web. Si creamos contenido relevante, Google posicionará nuestra página en los primeros lugares para que sea más visible. Esto va a permitir que recibamos una mayor cantidad de visitas que si nuestro contenido fuera prescindible.

El marketing de contenidos también ayuda a generar mayor confianza entre los usuarios. ¿Cuántas veces hemos abandonado una web al considerar que su contenido es de baja calidad, está mal escrito y contiene faltas de ortografía? Un sitio así no genera mucha confianza para la compra. En cambio, si implementamos una campaña de marketing de contenido eficiente los usuarios percibirán que se trata de una web útil y de confianza.

Esto propicia que la relación que podemos tener con los clientes sea mucho más cercana. Sobre todo, si diseñamos que la estrategia de contenido no se quede solo en la web, sino que también la podamos llevar a las redes sociales o al email. Si subimos un contenido de calidad y ajustado a las necesidades de los clientes, lograremos interaccionar con un mayor número de personas.

El marketing de contenidos se emplea también para despejar las dudas de los clientes. De esta forma, llegaremos al principal beneficio de esta estrategia: conseguir ventas. Pero para ello, hay que actualizar el contenido para obtener ventas a corto, medio y largo plazo. Es necesario tratar de fidelizar a aquellos clientes que llegan por primera vez a la web.

El marketing de contenidos es mucho más que escribir

¿Y cómo podemos conseguir todo lo anterior? Hay quienes piensan que esta estrategia se basa únicamente en sentarse a escribir el contenido de una página web. Sin embargo, hay mucho más tras esto. Necesitamos elaborar un plan de contenidos en el que se definan todos los pasos a seguir en la estrategia de marketing.

El contenido relevante debe estar enfocado hacia un público objetivo. Es necesario basarnos en nuestro nicho de mercado para atraer los perfiles que realmente se pueden convertir en nuestros clientes. Si tenemos, por ejemplo, una web de ropa para bebés tenemos que enfocar la estrategia de contenidos en un público específico que le interese y vaya a comprar estos productos.

Por otra parte, el contenido que tenemos que generar debe ser el apropiado para interaccionar con el público y crear una imagen positiva y de confianza de la marca. Hay que cuidar la expresión, el uso de las palabras claves, invitar a los usuarios a que aporten sus ideas, a que en definitiva se sientan atraídos por los contenidos de la página.

En resumen, el marketing de contenidos es una poderosa herramienta que nos puede ayudar a posicionar mejor nuestra página, atraer más visitas y generar ventas.

Si quieres recibir nuestra newsletter, suscríbete. Aprenderás cosas nuevas y obtendrás ofertas muy interesantes.

¡No seremos pesados, sólo te enviaremos lo importante!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *